Ya hemos visto algunos personajes del bando de “los buenos”. Ahora es el turno de un miembro de la banda de Aevirae, Huan Pi.



Huan es un guerrero originario de las regiones orientales (aunque éstas, en Enor, pillan más bien bajando al sur) que dedica su vida al estudio del camino del guerrero perfecto. Para ello no duda en probar en carnes propias todo tipo de investigaciones relacionadas con el combate, el nivel de paciencia de los monstruos, los efectos de las pócimas que se pueden encontrar en cualquier laboratorio alquímico de un Lich, etc. Y como la inspiración puede venir en cualquier momento no es de extrañar que Huan saque sus notas en mitad de un combate a muerte contra una Hidra Susurrante (lo que resulta de extrañar es que pueda concentrarse con más de 5cabezas susurrándote amenazas al mismo tiempo).
Todas estas notas, fruto de su esfuerzo, sangre, sudor y estiércol, están recopiladas en su mítico libro “Manual del Guerrero Perfecto”. En él vienen consejos realmente útiles aunque la única persona que se ha tomado el libro alguna vez en serio es Aevirae, quien siempre da una oportunidad al saber y más teniendo en cuenta que Huan lo ha experimentado todo. Algún día su libro verá la luz y podréis disfrutar de dichos estudios separados por materias. Pero lo más emocionante de todo es que podéis ayudar a Huan a escribir su libro. Sí amigos! Ayudadme a elaborar el manual de Huan, dejando en comentarios tus frases míticas y estudios ocurrentes.

Y para que sepáis mejor de qué va el manual, os dejo unas muestras al azar:

CRIATURAS:
Lich de fuego.
-Resultado de golpear a un Lich de fuego con una espada bastarda en la cabeza :: explosión.
-Resultado de golpear a un Lich de fuego con un hacha de combate en el hombro :: explosión.
-Resultado de golpear a un Lich de fuego con una alabarda en las piernas :: explosión.
-Resultado de golpear a un Lich de fuego con un martillo de guerra en el abdómen :: gases (aunque no sabría decir si eran míos).
-Resultado de golpear a un Lich de fuego con una cuchara de madera en el ojo :: explosión.
(Investigación incompleta debido a una repentina escasez de armas y repentina también sensación de mareo debido probablemente a un conjunto de contusiones, quemaduras y heridas con diagnóstico moderado tirando a grave).


Troll de ciénaga.
El hábitat de esta especie es la ciénaga (imagino que de ahí el nombre). En estado contemplativo o vegetativo puede confundirse fácilmente con un árbol bastante feo y reseco. En caso de confusión, también es bastante probable darle un hachazo por equivocación con la intención de cortar leña. En este caso, es más que probable que se enfade y amenace tu vida en varios idiomas (bueno, en realidad sólo conoce uno, pero domina la parte de las amenazas, sus variantes y sinónimos a la perfección). En ese caso, es completamente seguro que correrá a cumplir su amenaza.
Un troll de ciénaga corre a una velocidad aproximada de 25km/hora, siguiendo la ecuación:
potencia del tajo = estado anímico soliviantado = velocidad
Esta velocidad también puede verse alterada en caso de ausencia de una pierna debido, por ejemplo, a un hachazo (esta vez sin intención de cortar leña), viéndose reducida a la tercera parte (lo cual altera la creencia popular de la ecuación 2 * 1/2 = 1 ya que en el caso del troll sería 2 * 1/2 = 1/3). Esta merma de velocidad dura un tiempo estimado de 5minutos, tras los cuales regenera la pierna y aumenta su velocidad media debido a su mayor soliviantamiento anímico y según nuestra ecuación.
Esta operación puede repetirse durante una distancia aproximada de 15km como mínimo, a menos que se cambie de táctica.
Nota: cómo crear un troll de dos cabezas. Un hachazo descendente justo en el centro del cráneo da lugar a una regeneración bilateral, de tal manera que cada media cabeza separada da lugar a otra entera. Esto altera otra ecuación como puede apreciarse:
½ + ½ = 2
Puede pasar un tiempo considerable hasta que el troll de dos cabezas aprenda cuál es la que mueve cada pierna y brazo.
Nota final: un troll de la ciénaga de dos cabezas = 40kg de leña seca.


Frases para inspirar terror a los enemigos en el campo de batalla:
-¡Bocanegra! ¡No valen ni tus babas!
-Soy el heraldo de tu destino y las fuerzas de la oscuridad me aplaudiran cuando entre por las puertas del infierno con tu cabeza en una pica.
-¡Uffff! ¡Qué corte más feo...!

[…]

Pues con esta muestra ya os hacéis una idea. Así que si tienes alguna frase mítica o situación fuera de madre, déjala en los comentarios con tu nombre o envíame un mail (en la barra de la derecha, abajo, en contacto). A medida que aparezcan frases haré viñetas de vez en cuando con Huan y elaboraré el libro con todas las que encajen con la idea.

tu opinión: