A pesar de la pose de malota periférica, Duina es una Djinn todo corazón. Entre los suyos es considerada una hippy comeflores, la oveja negra incapaz de putear como cualquier hijo de vecino Djinn. Sus padres, preocupados, la dejaron caer en el plano de Enor para que aprendiera a ser una verdadera genio, de las que cuando les piden "quiero que se enamore locamente de mí" ofrezcan un pretendiente con un buen cuadro de esquizofrenia, paranoia, posesividad e ida de olla. Así, con mala hostia.
Pero Duina es más bien de hacer a todo el mundo feliz y por eso está de Genio Becario, aprendiendo al servicio de Aevirae (antes de conceder deseos existe un período de prácticas). El trabajo de relaciones públicas y portavoz de nuestra ladrona es un puesto importante con muchas responsabilidades, tiene que tratar con los clientes por ella y eso va forjando su carácter... más o menos.

tu opinión: