Nuestro soldado se dirige rápidamente a los cajones del escritorio, algo tiene que haber por ahí interesante. Pero cuidado! Alguien se aproxima, probablemente alertado tras el golpe anterior.

tu opinión: