¡Magia! Debe de ser una sensación similar a la de tener un miembro fantasma, cuando te amputan el brazo. Bueno, no sé. Nunca me han amputado ninguno.

tu opinión: