Todo es cuestión de política... Y ahora resulta que el capitán Rostar es un experto en la materia. La verdad es que me lo imagino perfectamente militando sin espada, a golpe de sobre, en algún partido con un cuervo en el escudo (o algún ave similar).

tu opinión: